23Agosto2017

pocito

logo01

caja

osse

gobierno de san juan2

app

El padre de una intendenta denunció a su hija por corrupción

Valora este artículo
(0 votos)

Un hecho insólito ocurrió en la localidad correntina de San Cosme. "Es el antro de corrupción más grande de la Provincia", aseguró el edil electo Eduardo Morales y apuntó contra la jefa comunal: su hija Verónica Morales Maciel

"Fuego amigo", fue una de las frases que acuñó el ahora ex funcionario kirchnerista Aníbal Fernández cuando, en el fragor de la contienda electoral en la provincia de Buenos Aires durante el 2015, acusó al ex presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez de instrumentar una campaña en su contra. El resultado de aquellos cruces es conocido: María Eugenia Vidal resultó electa gobernadora.

Pero en Corrientes el "fuego amigo" cobró otra dimensión. En San Cosme, el edil electo Eduardo Morales, padre de la jefa comunal Verónica Morales Maciel, sorprendió hoy con una insólita declaración: la denunció por supuestos hechos de corrupción y por quedarse con dinero destinado a la obra pública.

"Todos se fijan en otras localidades pero San Cosme es el antro de corrupción más grande de la Provincia", disparó Morales en diálogo con Radio Sudamericana 100.5.

A esta situación se suma un antecedente curioso: en 2015, el edil de San Cosme denunció también a otra de sus hijas.

Morales resultó electo en 2015 pero recién asumió su banca en el concejo deliberante local este domingo. En la entrevista radial se refirió a la situación del pueblo tras las lluvias del último mes, pero en medio de sus quejas apuntó a la actual gestión de su hija: "La gente la está pasando muy mal porque hace falta una cabeza que diga cómo hacer las cosas", dijo.

Y fue más allá: "Debe ser el antro de corrupción más grande de la Provincia". "Me llama la atención que denuncian a Angelina Lesieux en Perugorría, al intendente de Paso de la Patria, pero la justicia no mira a San Cosme", afirmó.

En esa línea, Morales habló de supuestas obras "que se consiguieron para cloacas, que se adjudicaron por gestiones en Buenos Aires, pero no hay un metro de cloaca". Así, planteó que "se comieron toda la plata, no los ingenieros, sino el Municipio, que sigue cobrando los certificados de obra".

Por último, manifestó que las autoridades municipales "están haciendo cualquier cosa porque en vez de sacar el agua, la traen al pueblo y las calles son un desastre".

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Newsletter

Suscríbase a nuestro Newletters

Contáctenos