23Julio2018

pocito

El pedido de las chicas de la Selección: "Queremos ser escuchadas"

Valora este artículo
(0 votos)

La marca que viste a Argentina presentó la camiseta con modelos y actrices. Las jugadoras mostraron su disconformidad en la previa del partido con Colombia, por el cuadrangular final de la Copa América.

Sin apoyo. Sin reconocimiento. Con muy pocos entrenamientos. La preparación de la Selección Argentina de fútbol femenino para la Copa América no fue la ideal. Pero ellas supieron sortear los obstáculos, se clasificaron al cuadrangular final, asegurando su presencia en los próximos Juegos Panamericanos, y allí, antes del partido con Colombia, recibieron desde Buenos Aires una noticia desagradable: Adidas había presentado la camiseta con modelos y actrices.

Con la pose del Topo Gigio que Juan Román Riquelme inmortalizó en Boca, las 20 convocadas del seleccionado posaron en la previa del partido con Colombia, que arrancaron perdiendo y ganaron 3 a 1. Luego, en las redes sociales subieron la foto y pidieron ser escuchadas por la AFA.

Después del oro en los Juegos Odesur de Chile 2014, el seleccionado femenino terminó último en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y no volvió a jugar, enfrentado con los dirigentes. Su inactividad de 18 meses provocó, además, que Argentina no apareciera en el ranking de la FIFA.

En julio del año pasado, un año después de la salida de Julio Olarticoechea -quien dejó el cargo para asumir en el seleccionado olímpico masculino de Río 2016-, Carlos Borrello tomó las riendas del equipo. Sin embargo, la falta de ayuda de los dirigentes de la AFA provocó un nuevo temblor.

El 10 de septiembre del año pasado las jugadoras comenzaron con un paro y diez días después presentaron una carta abierta dirigida a Ricardo Pinela, presidente de la Comisión de Fútbol Femenino de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), en la que manifestaron sus reclamos, que iban desde el pago de viáticos por entrenamientos hasta mejoras en la infraestructura de su entrenamiento.

Las jugadoras reclamaban el pago de viáticos por entrenamientos, además de la actualización de los mismos, que en ese momento era de 150 pesos. En el comunicado, aclaraban que ese viático es su "única contribución" y que en muchos casos las jugadoras pierden presentismo o días de trabajo para viajar a los partidos. Además, debían trasladarse a Ezeiza para entrenarse en una cancha de césped sintético y no natural.

Las chicas también tuvieron problemas con la ropa. Les enviaron equipos deportivos usados de hace 10 años, y de hombre. Cuando pidieron pantalones nuevos, la AFA envió menos cantidad que el total de jugadoras.

A su vez, las zapatillas eran viejas y algunas hasta tenían nombres escritos de personas desconocidas. Cada una calza sus propios botines.

Las camisetas, en cambio, sí son nuevas. Pero el nuevo diseño fue presentado oficialmente por una modelo. Ninguna de las jugadoras fue invitada a vestirla.

Como si aquello no fuera suficiente, no ganarán premios si se llevan la Copa o clasifican al Mundial. Por el contrario, los otros equipos con los que están jugando sí lo harán.

Suena a paradoja, teniendo en cuenta que muchas tuvieron que dejar sus trabajos en la Argentina para poder jugar este torneo.

El tiempo pasó. Pocas cosas cambiaron pero el esfuerzo de Las Guerreras las llevó a un cuadrangular final de la Copa América. Con el pasaje a Lima 2019 en el bolsillo, el sueño es ahora terminar entre los dos primeros para ir al Mundial de Francia 2019 y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Emi len

Newsletter

Suscríbase a nuestro Newletters

Contáctenos