20Noviembre2018

pocito

Policías salvaron la vida de un bebé tras practicarle RCP

Valora este artículo
(0 votos)

El menor llegó sin respirar al puesto policial y fueron los agentes quienes lo auxiliaron realizándole técnicas de reanimación cardiopulmonar.

El domingo 2 de septiembre será un día que quedará grabado en la memoria de una familia y de dos agentes que salvaron la vida de un menor.

María Rodríguez (23) y Renzo Quiroga (22) llevaron desesperados a Isac, su hijo de 3 meses, al puesto policial de El Encón porque no respiraba. Allí los recibieron los agentes Olmos y Recabarren que, tras ver la situación, llamaron a la ambulancia y le realizaron RCP (Reanimación Cardiopulmonar). Gracias a las maniobras de emergencia lograron que el pequeño comenzara a respirar y fuera llevado al hospital.

Por esto, es importante destacar el rápido accionar de los agentes y la importancia de conocer cómo rescatar a personas en estas situaciones.

Qué hay que tener en cuenta para realizar RCP
Sergio Trigo, instructor de Protección Civil, nos explica qué hay que tener en cuenta para realizar RCP:

Certificar que la persona esté 100% inconsciente, que no tenga pulso ni respire
Acostar a la persona en un lugar rígido, extendiendo su cabeza hacia atrás para que colabore por si tiene mínimamente una respiración.
Llamar al 107 de emergencias
Iniciar las compresiones. Las mismas se hacen a una altura media del pecho (entre de las dos tetillas) con los dos brazos extendidos, una mano superpuesta sobre la otra y el cuerpo por encima. Tener en cuenta que el esfuerzo lo debe hacer la espalda y no los brazos para evitar el cansancio repentino.
Realizar entre 100 y 120 compresiones por minuto. El pecho se tiene que hundir aproximadamente 5 centímetros en personas adultas. Este trabajo tiene que ser constante ya que el corazón es quien se encarga de llevar sangre al cerebro. Si esto no sucede en un lapso de 4 ó 6 minutos el cerebro no recibe oxígeno, por ende, las células comienzan a morir.
Es necesario contar con personas que puedan colaborar en el momento con las compresiones.
También hay que saber cuándo NO hay que realizar RCP. Por ejemplo, cuando la persona esté decapitada o tenga problemas en el corazón como un disparo o una puñalada.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Emi len

Newsletter

Suscríbase a nuestro Newletters

Contáctenos