20Noviembre2018

pocito

La región del mundo que jamás cambia de hora

Valora este artículo
(0 votos)

Los 160.000 habitantes de la región de Magallanes, en Chile, tenían falta de vitamina D, sufrían de insomnio, eran depresivos y muchos se suicidaban. Hasta que llegó un cambio inesperado.


Hay una parte de Chile que en invierno solo tiene tres horas de luz al día. Se trata del extremo más austral del país, la región de Magallanes, cuyo nombre proviene del navegante.

Para superar esa falta de luz, han autorizado a ser el único territorio de ese país donde la hora no cambia jamás. El gobierno la excluyó de la obligación de la hora solar y del adelantamiento y el atraso horario que dos veces al año sufre todo Chile.
Hay una parte de Chile que en invierno solo tiene tres horas de luz al día. Se trata del extremo más austral del país, la región de Magallanes, cuyo nombre proviene del navegante.

El motivo de fondo de la autorización está ligado a la salud. Los 160.000 habitantes de la región sufrían de falta de vitamina D, insomnio, depresión y una alta tasa de suicidios. Un año atrás, la entonces presidente Michelle Bachelet exoneró a la región del cambio de hora y la población desde ese momento goza siempre del horario de verano. Una hora más de luz cada día del año.
“Ha sido un suceso" explica Claudio Radonich, intendente de Punta Arenas, la principal ciudad de la región que está a 2.500 kilómetros de Santiago y a 700 de la Antártida. "Sea desde un punto de vista de la salud, sea del económico o el de la seguridad". En invierno (recuerdan muchos) los nenes entraban en la escuela en plena oscuridad nocturna. Ahora, tener una hora más de luz cada día ha cambiado el ánimo de grandes y chicos.
Además, la mayor luminosidad ha dado un nuevo impulso a la economía local, ya que después de terminar el horario laboral, la gente no se refugia en su casa sino que está en las calles y consume. El intendente agrega: "Han disminuido incluso los accidentes automovilísticos. Todo el día de noche y había varios choques al día, el horario fijo hizo que mejorara la seguridad vial y la pública".

La solución satisface a todos. La senadora de Magallanes, Carolina Goic, también alaba la medida: "Ahora, la luz natural dura más todos los días. Hay que considerar que a las 4 de la tarde ya era noche cerrada y las ciudades se vaciaban de gente. Cerraban negocios y bares, la gente se recluía en su casa. Nuestra vida se reduce a pocas horas al día".
La Universidad de Magallanes estudió el impacto de la medida y se ha dado cuenta que ha traído beneficios en el turismo, el servicio financiero y hasta en las líneas aéreas. La gente tiene ganas de más luz, sobre todo en las tardes. Y con una hora más de ella al día, sus vidas han cambiado.

Fuente: Diario La República.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Emi len

Newsletter

Suscríbase a nuestro Newletters

Contáctenos