23Octubre2018

pocito

Huracán Michael se degrada a tormenta tropical tras dejar 2 muertos

Valora este artículo
(0 votos)

Un hombre murió cuando un árbol aplastó su casa en Florida y una niña pereció por la caída de escombros sobre una vivienda en Georgia, dijeron funcionarios y medios locales

Panama City. El poderoso huracán Michael, el tercero más poderoso en afectar al territorio continental de Estados Unidos, avanzaba el jueves hacia el noreste del país, debilitado pero aún con potencial para descargar su lluvia en Georgia y las Carolinas tras devastar parte de Florida.

Un hombre murió cuando un árbol aplastó su casa en Florida y una niña pereció por la caída de escombros sobre una vivienda en Georgia, dijeron funcionarios y medios locales.

El huracán de Categoría 4 se convirtió en el más grande que golpea Florida en 80 años cuando tocó tierra el miércoles, pero su fortaleza se debilitó según avanzaba hacia Georgia. Temprano el jueves fue degradado a tormenta tropical.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, en su último reporte de las 12:00 GMT, situaba a Michael a unos 65 kilómetros al oeste-noroeste de Columbia, en Carolina del Sur, con vientos máximos sostenidos rebajados a 85 kilómetros por hora (kph).

El miércoles, el ojo de Michael ingresó a tierra firme cerca de Mexico Beach, un poblado a unos 32 Km al sureste de Panama City, cerca de las 17:00 GMT como un huracán de categoría 4 en el máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson y con vientos de 250 kilómetros por hora.

"El viento que llegó fue surrealista. Lo destruyó todo", afirmó a CNN Jason Gunderson, miembro de Cajun Navy, un grupo de rescatistas, desde Callaway, un barrio de Panama City. "Es increíble. Te parte el corazón".

Más de 700.000 casas y negocios estaban sin electricidad en Florida, Alabama y Georgia. Miles de personas se protegieron en refugios durante la noche tras huir de sus casas ante el rápido avance de la tormenta.

Al informar al presidente Donald Trump en la Casa Blanca, el jefe de la agencia de emergencias FEMA, Brock Long, dijo que Michael es el huracán más intenso que azota el área desde 1851.

Cientos de miles de personas recibieron órdenes de evacuación obligatoria, pero el gobernador dijo el miércoles a los residentes que aquellos que no se fueron deben quedarse en sus casas porque ya es muy tarde para irse del lugar.

Long, el jefe de FEMA, dijo que muchos edificios en Florida no están construidos para resistir una tormenta con vientos por encima de la categoría 3.

Los residentes del estado vecino de Georgia también esperan un fuerte impacto de la tormenta. "Los ciudadanos en Georgia necesitan despertar y prestar atención", añadió Long.

Mike Thomas, alcalde de la ciudad de Panama City Beach, un balneario al oeste de Panama City, dijo que teme que habrá víctimas pero que el personal de emergencia no saldrá a hacer rescates si los vientos superan los 80 Km/hora.

FEMA tiene más de 3.000 personas en el terreno, mientras el gobernador Scott dijo que había activado a 3.500 guardias nacionales.

Después de Florida, Michael podría tocar "partes de Georgia y, lamentablemente, otra vez Carolina del Norte y del Sur", ya golpeadas por Florence hace un mes, señaló Trump. Florence causó unos 40 muertos y miles de millones de dólares en daños.

Las autoridades insisten en que, cuando las condiciones sean muy peligrosas, los socorristas no responderán a los llamados de emergencia.

El martes, las filas en las estaciones de servicio eran prolongadas y algunos aún recogían sacos de arena para proteger las viviendas.

El Partido Demócrata entabló una demanda para exigir al gobierno que prolongue una semana el plazo para registrarse para votar, que terminaba este martes.

La autoridad electoral de Florida había ordenado poco antes a las oficinas locales aceptar nuevos registros de votantes hasta un día después de que reabran tras la emergencia.

El año pasado, una serie de huracanes catastróficos azotó el Atlántico occidental. Los más arrasadores fueron Harvey en Texas, Irma en el Caribe y Florida, y María, que azotó el Caribe y dejó casi 3.000 muertos en el territorio estadounidense de Puerto Rico.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Emi len

Newsletter

Suscríbase a nuestro Newletters

Contáctenos