18Noviembre2018

pocito

Continúan el trabajo para proteger los cultivos de la lobesia botrana

Valora este artículo
(0 votos)

Continuando con las acciones de lucha contra Lobesia botrana o polilla de la vid y luego de finalizar con la aplicación en 9 de Julio, se continuará con estas tareas en Caucete, 25 de Mayo y Sarmiento.

Por decisión del gobernador Sergio Uñac se continúa trabajando para controlar esta plaga con fondos provinciales a la espera de los desembolsos que deben llegar desde Nación.

Los vuelos se realizan principalmente por la mañana cuando hay mayor probabilidad de contar con las condiciones meteorológicas necesarias para esta acción: menos de 32º C, vientos de hasta 15 km/h y humedad relativa ambiente mínima de 20%.

La aplicación de insecticidas contra Lobesia botrana o polilla de la vid mediante aviones fumigadores es una técnica efectiva que permite abarcar grandes superficies en una sola aplicación.

Este servicio de tratamientos aéreos implica la utilización de un producto específico registrado y autorizado por SENASA: chlorantraniliprole, que es amigable con el ambiente y responde a la categoría toxicológica más baja, clase 4 (Banda Verde). Está clasificado como “virtualmente no tóxico para abejas”, según SENASA, clasificación más baja de toxicidad para todos los agroquímicos del mercado.

No obstante, a pesar de su inocuidad, no se realizarán tratamientos a 250 metros de escuelas, hospitales o centros de salud, centros urbanos, cultivos orgánicos, granjas, feedlots, fuentes de agua y canales de riego, para aumentar la seguridad de la aplicación.

También se solicita a los productores que tapen todo tipo de fuentes de ingestión de agua y piqueras de las colmenas, a aquellos que las posean. En caso de tener personal a su cargo, suspender momentáneamente los trabajos y reingresar al lote luego que la pulverización haya secado.

Los tratamientos los realiza una empresa habilitada según la Ley de Agroquímicos Provincial 551-L que cuenta con tecnología de precisión que permite geoposicionar las zonas de tratamiento y tomar todos los recaudos correspondientes.

Las aplicaciones son supervisadas y controladas por personal técnico de la Dirección de Sanidad Vegetal, Animal y Alimentos, teniendo en cuenta a su vez, las condiciones meteorológicas durante el tratamiento (viento, temperatura y humedad), evitando de esta manera derivas a zonas adyacentes.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Emi len

Newsletter

Suscríbase a nuestro Newletters

Contáctenos