Una de las nuevas lanchas israelíes con las que ya cuenta Prefectura
Una de las nuevas lanchas israelíes con las que ya cuenta Prefectura

En medio de los atentados locales que hubo en Buenos Aires en los últimos días y la detención de personas vinculadas a grupos terroristas como Hezbollah, el Gobierno empezó a "intensificar las tareas" de coordinación en seguridad con agencias de inteligencia y funcionarios del servicio secreto presidencial de al menos siete países.

Según revelaron a Infobae fuentes del Gobierno, tanto el Ministerio de Seguridad que dirige Patricia Bullrich como la Dirección de Migraciones que preside Horacio García, tomaron contacto permanente con referentes de la seguridad internacional de Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, Francia, Australia y China.

"Desde hace un año que empezamos a diagramar con los servicios secretos de los presidentes y agencias de inteligencia las tareas de seguridad para el G20, pero en estos días se intensificaron las tareas para profundizar los controles y el seguimiento de grupos terroristas", reveló un funcionario del Ministerio de Seguridad.

En este sentido, se supo que la semana pasada llegó a la Argentina una avanzada de las agencias de inteligencia y del servicio secreto de los presidentes de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y China. A ellos se les sumarán los jefes de servicio de custodia presidencial del resto de los países del G20, la semana que viene. Todos vinieron a evaluar el "terreno de operaciones" y las zonas más complejas para la seguridad de mandatarios.

Vehículo blindado de última generación que fue donado por China
Vehículo blindado de última generación que fue donado por China

En este sentido, en las últimas horas se reforzó el intercambio de información sensible y las tareas de control en todo el país, especialmente en Buenos Aires, donde se desarrollará entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre la reunión de jefes de Estado que convocará a más de 35 presidentes, contando los del G20 más los observadores, invitados especiales o jefes de organismos multilaterales como el FMI, el Banco Mundial y el BID, entre otros.

Por otra parte, Infobae pudo saber que desde la Dirección de Migraciones está en vigencia el sistema "I 24-7", que se le denomina al acuerdo de Interpol las 24 horas los 7 días de la semana. Esto implica una coordinación e intercambio de datos de las autoridades migratorias argentinas en línea directa con la oficina central de Interpol en Lyon para detectar el eventual ingreso de personas sospechosas a la Argentina.

"Ya hay un listado que envió Interpol y las agencias de inteligencia de varios países con información de gente relacionada con otros incidentes en cumbres del G20", dijo a Infobae un funcionario de la Dirección de Migraciones.

El poderoso equipamiento de las lanchas israelíes de Prefectura
El poderoso equipamiento de las lanchas israelíes de Prefectura
 
 

A su vez, esta información se comparte con la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para llevar adelante un seguimiento de eventuales grupos terroristas.

La Dirección de Migraciones potenció en estos días el acuerdo de información reservada con Estados Unidos y con Gran Bretaña para detectar grupos o personas relacionadas con sectores radicalizados. Así fue como se coordinaron las tareas para detener en las últimas horas a personas relacionadas con Hezbollah y otros grupos terroristas.

A su vez, se estableció desde la Dirección de Migraciones un sistema de alerta de inteligencia con Brasil, Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania para detectar casos de sospechosos en la Triple Frontera de Argentina, Paraguay y Brasil.

Con Alemania y China se viene trabajando en el intercambio de información sensible y el listado de los detenidos que hubo en las cumbres del G20 que se realizaron en los dos últimos años en esos dos países.

En tanto, la colaboración de Israel es permanente. A pesar de que no forma parte del G20 la Argentina requirió de los servicios de inteligencia de Israel para mantener una permanente colaboración e intercambio de datos teniendo en cuenta la experiencia que tienen los israelíes en esta materia de lucha contra el terrorismo.